Los remedios naturales para la caída del cabello sin día tras día más buscados por todas las personas alrededor del mundo, el sufrimiento de múltiples enfermedades, el estrés de la rutina diaria, la aplicación de diferentes productos químicos de naturaleza cosméticas, han debilitado la fortaleza natural del cabello y han llevado a que muchas personas sufran de la caída del mismo.

Muchas veces esta caída del cabello puede ser escasa o puede ser grave, sea cual sea su caso le garantizo que los remedios naturales para la caída del cabello que hoy le expongo le otorgarán un enorme beneficio y no se arrepentirá de su uso, comparta estas recetas con sus familiares y amigas, seguro ellas también se lo agradecerán.

 

Remedios naturales para la caída del cabello: hierbas.

Ortiga y vinagre:

  • En un litro de agua, agregue 100 ml de vinagre de vino y 250 gr. De ortiga fresca cortada en trozos.
  • Póngalos a hervir y luego de la ebullición aguarde media hora (no destape la olla en ningún momento)
  • Luego filtre el líquido e ingrese a la nevera una vez haya enfriado.
  • Este remedio se puede aplicar como tónico después del lavado habitual del cabello y puede utilizarlo dos veces por semana.

 

Aloe vera:

La sábila es tal ves uno de los mejores remedios naturales para la caída del cabello y su rápida recuperación, algunas personas licuan el cristal de la planta de sábila y lo mezclan su champú o acondicionador, la mezcla con el segundo acentúa el brillo y suavidad del cabello.

Si quieres realizar una de estas dos acciones, toma la hoja de la sábila límpiala con un trapo húmedo (sin lavarla) y retira con un cuchillo, primero las puntas de los lados y luego la corteza anterior y posterior, pártela en pequeños trozos y agrégale una mínima porción de agua. Luego procede a mezclarla con el producto que desees, incluso puedes usarla sola sobre el cuero cabelludo y el cabello luego del lavado, es supremamente efectivo contra la caída del cabello, úsalo tantas veces en la semana como puedas.

 

Hierbas naturales:

En un litro de agua agrega: 7 cucharadas de romero, 7 cucharadas de cola de caballo y 7 cucharadas de ortiga.

Hierve esta mezcla a fuego lento durante 5 minutos, deja reposar.

Utiliza esta mezcla luego del lavado normal del cabello y aplícala sobre el cuero cabelludo,utilízala tantas veces en semana como puedas.

 

Aceite de oliva y nuez:

Vierte en un recipiente 250 ml de aceite de oliva y añade 7 nueces peladas y trituradas. Deja reposar esta mezcla durante una semana en un lugar fresco y seco, revuélvela cada día.

Luego de una semana úsala sobre el cabello aplicándola en suaves masajes, remoja las yemas de tus dedos y aplícala sobre el cuero cabelludo con suaves masajes. Déjala actuar durante 3 horas y enjuaga. Repite el tratamiento 3 veces al mes.

 

Cebolla:

A un litro de agua agrega una cebolla pelada, deja que la cebolla se ablande y el agua se evapore hasta la mitad. Filtra el contenido y viértelo sobre una botella con aplicador. Rocía el cabello cada noche y masajea suavemente, lávalo al día siguiente. Realiza este tratamiento durante 7 días seguidos una vez al mes. Repítelo es un tratamiento muy eficaz.